CRECER MÁS ALTO EN LA VIÑA

BRYAN BABCOCK


Vengo de una familia de enólogos. Se podría decir que corre vino por mis venas. Mi madre y mi padre comenzaron ese negocio antes que yo, perfeccionando el oficio a su manera. Ya que nunca me sentí como alguien que siguiera los pasos de nadie, o eso pensaba, estaba determinado a rechazar la tradición en favor de la educación superior. Afortunadamente, mis intentos fallidos en la Ivy League finalmente me llevaron de nuevo a la viña.

MÁS Y MÁS CARACTERÍSTICAS

Cuando tomé el negocio familiar hace más de 37 años, era un terreno completamente diferente. Los enólogos estaban haciendo vinos fantásticos, pero estaban luchando contra los cambios climáticos para cumplir con sus objetivos. En lugar de asociarse con el sol, el viento y la lluvia, los viticultores luchaban contra los distintos climas en cada paso del camino.

Como siempre, yo quería hacer las cosas de otra manera. Pensé que podía hacer las cosas mejor. Y, por suerte, tuve una idea. ¿Qué pasaría si hiciéramos que nuestras vides crecieran mucho más alto respecto del suelo? ¿Qué pasaría si en lugar de confinar a las vides en rejas, forzándolas a luchar contra la gravedad, las guiáramos en la forma que ellas naturalmente quieren crecer?

Decidimos darle una chance a mi idea. Dejamos que los brotes se enrollaran y entrelazaran a donde naturalmente querían ir. Guiaríamos a las viñas para ayudarlas a obtener más aire y sol, pero dejaríamos que siguieran un camino natural. Y, como resultado, la forma de la naturaleza hizo maravillas para nosotros.

Por 25 años, hemos estado produciendo vino de otra manera. Nuestro método ha producido desde exitosos Pinot Noirs a Pinot Grigios, y condujo a Chenin Blancs vanguardistas y Psi Clones. Hemos hecho todo eso con un espíritu de experimentación, la ayuda de la madre naturaleza y el impulso de movernos más allá del orden establecido.

En Babcock Vineyards, creemos en la experimentación incansable y en un compromiso con la excelencia. Creemos en pasar a cosas más grandes. Eso se ha adecuado a nuestro paladar hasta ahora. Brindo por lo que vendrá.

CINCO MANERAS DE CONVENCER A LA GENTE DE QUE ERES UN EXPERTO EN VINOS

  1. 1. Almacena el vino de costado. Esto evita que el corcho se seque.

  2. 2. Airea tu vino. ¡Es una cosa viva, que respira!

  3. 3. Gira tu copa antes de beber. No sólo se ve genial, sino que mueve el aroma hacia arriba.

  4. 4. Siente su olor. Oler el vino mejorará su sabor.

  5. 5. Usa la copa correcta. Los rojos suelen necesitar que ¼ de la copa respire, mientras que los blancos necesitan menos.

GALERÍA